domingo, 25 de mayo de 2008

Efemerides patrias de Venezuela de Noviembre

Sublevación de los Quiriquires:











El 1º de noviembre de 1600 se sublevan en Gibraltar, Estado Zulia, los indios Quiriquires. Este hecho es considerado como el primero de los once movimientos revolucionarios de los Zulianos contra los españoles. Los indios mantuvieron esta importante población zuliana durante diecisiete años bajo su absoluto dominio y fuera del gobierno español, hasta que por una traición fueron sometidos.

Quiriquires y Zaparas mantenían un fuerte acoso contra los invasores españoles desde el año 1580, y a partir de 1598 se dedicaron a asaltar barcos y fragatas que transportaban frutos y otros productos provenientes de Trujillo y Mérida, utilizando los puertos de Moporo en Trujillo y Gibraltar en Mérida, para exportarlos hacia Cartagena, Panamá, México y Las Antillas. Alarmados los vecinos de Trujillo y Mérida por los frecuentes ataques, dieron parte a la Audiencia de Santa Fe de Bogotá, jurisdicción a la que pertenecían. Dicha instancia comisionó al Gobernador de Mérida, Diego Prieto Dávila, y al Capitán Velasco, para que sometiera a los sublevados. El primero logró reedificar y repoblar a Gibraltar, pero fue Velasco quien pudo rescatar a una de las hijas de Arguello.



Finalmente, fue el Gobernador de Trujillo Juan Pacheco Maldonado, quien expedicionò el año 1607 en aguas del lago con sus naves, capturando al bravo Cacique Nigale de los Zaparas, terminando con la amenaza de estos feroces indios y controlando con cierto éxito la acción los Quiriquires. Sin embargo, recuperados los Quiriquires y se reagruparon para incendiar por segunda vez a Gibraltar, sin que pudieran impedirlo ni Pedro Venegas, comisionado de Mérida para reforzar las fuerzas españolas, ni Pacheco Maldonado que permanecía con sus naves en el lago.. No obstante, en esta oportunidad Pacheco Maldonado logró rescatar a otra de las secuestradas hijas del encomendero Arguello, mientras que el Capitán Pedro Venegas reedificó a Gibraltar el año 1608.

Fue entonces cuando otras tribus de la zona lacustre, Motilones y Guaraníes, se aliaron a los Quriquires, para azotar periódicamente la región con sus incursiones por mas de quince años. Durante este lapso, los expedicionarios españoles mantuvieron a raya la acometida de los indios, hasta que en 1617, el Capitán Juan Pérez de Cerrada, enviado desde Mérida, pudo someter a los Quiriquires a la vez que rescata la tercera de las hijas de Arguello, la menor, que había permanecido cautiva entre los indios por todos estos años. Como hemos dicho, todas ellas fueron tomadas como esposas por caciques y procrearon hijos, cruce de razas que incrementó el mestizaje que caracteriza la población venezolana.

La resistencia presentada por Quiriquires y Zaparas a los españoles fue legendaria. Como también lo fue la de los Motilones, tribu que expandió sus limites, alcanzando dominio sobre parte del territorio perteneciente a la gobernación de Trujillo, donde asaltó haciendas, encomiendas, fundos y poblados durante muchos años, atacando incluso a otras tribus, como los Moporos, asentados sobre palafitos en las riberas del lago. Mantuvieron su rebeldía hasta muy entrada la época de la Colonia, en que finalmente fueron sometidos.

EL ROSARIO DE LAS ANIMAS:















El 2 de Noviembre con motivo del día de las Ánimas del Purgatorio se realiza el Rosario de Ánimas en Boro, Curarigua y El Jabón; y también en los caseríos El Roble del Municipio Iribarren y Algodones y Gallardo, del Municipio Urdaneta. La tradición establece cantar un rosario a las doce de la noche, durante las nueve noches comprendidas entre el 2 y el 10 de Noviembre. Para este rosario se reunen hombres solos desde la nueve de la noche y en el atrio de la Iglesia, contando cuentos y bebiendo.






Ya a las doce de la noche se dirigen al cementerio; adelante marcha el llamado gritón o ánima sola; una cuadra más atrás lo siguen los demás hombres llamados rosarieros. Éstos comienzan cantando el primer misterio con sus avemarías. Al terminar, uno de los rosarieros -el cual lleva una escardilla- da un golpe sobre ésta, que hace de campana para avisar al gritón que cante. Éste con voz fuerte y lastimera canta: "Hagan bien por las benditas ánimas del purgatorio" y enseguida pide: "Un Padre Nuestro y un Ave María por el alivio y descanso de las benditas almas del purgatorio" a lo que todos contestan: Amen.

Feria de la Chinita:














En el Estado Zulia, Venezuela, se celebra la tradicional Feria de La Chinita. Es una festividad para celebrar el milagro de la Virgen de Chiquinquirá, que tiene lugar entre el 17 y el 19 de noviembre en la ciudad de Maracaibo. La Virgen de Chiquinquirá es la patrona del Estado Zulia, apareció a orillas del Lago de Maracaibo en una tabla que encontró una mujer que la llevó a su casa y a los días apareció la imagen de esta Virgen. En el lugar exacto donde se encontraba la casa de esta mujer se construyó el Monumento a la Virgen que queda en frente de la Basílica de Chiquinquirá.




El zuliano es un ferviente creyente de esta Virgen y durante la feria, se tocan gaitas en honor a la Virgen en las afueras de la Basílica de La Virgen de Chiquinquirá, se realiza una procesión por todos los muelles del estado, se realizan amaneceres gaiteros el 17 de noviembre en diferentes lugares de la ciudad, hay corridas de toros durante toda la feria y el tradicional juego de béisbol de la Chinita que se realiza el 18 de noviembre.